FANDOM


Eraicon-GOW2018

Este artículo puede contener información importante revelada en God of War (2018). Se recomienda leer con precaución.

Sé que eres un Dios, no de este reino, pero no me cabe duda.

– Freya

Freya, la Bruja del Bosque, es un personaje introducido en God of War (2018) como una aliada de Kratos y su hijo Atreus. Ella también fue la esposa de Odín y es la madre de Baldur.

Mitología Nórdica

Freyja, o Freya, es una de las diosas mayores en la mitología nórdica y germánica. En las Eddas, Freyja es descrita como la diosa del amor, la belleza y la fertilidad. La gente la invocaba para obtener felicidad en el amor, asistir en los partos y para tener buenas estaciones. Freyja también era asociada con la guerra, la muerte, la magia, la profecía y la riqueza. Las Eddas mencionan que recibía a la mitad de los muertos en combate en su palacio llamado Fólkvangr, mientras que Odín recibía la otra mitad en el Valhalla.​ El origen del seidr y su enseñanza a los Æsir se le atribuía a ella.

En la saga God of War

El aislamiento de Freya

Freya había sido la líder de los dioses Vanir, y había accedido a casarse con Odín para traer la paz entre los Vanir y los Aesir, quienes estaban en guerra. Durante ese tiempo se convirtió en la reina de las Valquirias. En algún momento durante su estancia en Asgard como esposa de Odín, este comenzó a aprender la magia especial de Freya y comenzó a usarla con propósitos injustificados, incluso usándola contra ella. Freya eligió dejar a Odín debido a sus injustas decisiones, pero no pudo huir y volver con su propia gente de Vanaheim en busca de refugio, ya que ellos vieron su matrimonio con Odín como una traición, lo que la obligó a huir a Midgard.

En su huida, Freya fue descubierta por Odín, provocando la ira y el rencor del dios. En su enojo la maldijo para que no pudiera salir de de Midgard, y para que no pudiese dañar a cualquier criatura viviente, ya sea por medios físicos o mágicos. Además, Odín le quitó a Freya sus alas de Valquiria y las escondió en un lugar desconocido. Algunos vieron esto como una crueldad por parte de Odín, ya que Freya contenía un espíritu guerrero y la maldición la obligaría a no hacer otra cosa más que vivir en aislamiento.

Lo único que apreciaba de su matrimonio con Odín era su hijo, Baldur. Lo amaba profundamente, pero una profecía predecía su muerte, lo que la impulsó a encontrar una manera de prevenirla. Con sus miedos controlándola, Freya hechizó a su hijo, otorgándole invulnerabilidad. Esperaba que el hechizo salvara a su hijo de la muerte y a ella misma del dolor de la pérdida. Sin embargo, su hechizo dejó a Baldur incapaz de sentir nada en absoluto, incluido el gusto y otros placeres. Lleno de furia y resentimiento, Baldur le exigió a su madre que le quitara el hechizo, pero ella afirmó que no podía y trató de asegurarle que lo que había hecho era por su bien. Baldur no estaba convencido ni conmovido por su amor maternal. Trató de matarla pero no pudo obligarse a hacerlo y en su lugar prometió que la odiaría y nunca la perdonaría. Freya permaneció impasible ante el deseo de su hijo de volver a sentir y que sus propios miedos provocaron el tormento que Baldur padece. De hecho, le mintió a su hijo al afirmar que no sabía cómo romper el hechizo, cuando en realidad era el muérdago el único elemento que podría romperlo.

God of War (2018)

Freya curando al jabalí Hildisvíni ante Kratos y Atreus

Freya curando al jabalí Hildisvíni.

Bajo el alias de la Bruja en el Bosque, Freya se encuentra por primera vez con Kratos y Atreus tras un incidente donde Atreus disparó e hirió con una flecha a un jabalí que ella estaba protegiendo. Kratos y Atreus acuerdan ayudar a sanar al jabalí y son llevados de regreso a su hogar. Freya toma cariño inmediato a Atreus y se convierte en su amiga. Kratos, sin embargo, desconfía de ella, especialmente después de que se revela que es una diosa. Cuando Atreus está afuera recolectando materiales para el proceso de curación, Freya le revela a Kratos que sabe que él es un dios extranjero y le advierte que los dioses nórdicos no tolerarán su presencia en sus reinos. Continúa expresando sus preocupaciones por Atreus, y el hecho de que Kratos lo mantiene ignorante de su verdadera naturaleza, pero Kratos afirma con severidad que no le concierne.

Después de que el jabalí se haya curado, Freya se lo agradece a Kratos y Atreus colocándoles marcas que los protegerán de los dioses nórdicos. Antes de irse, Atreus le pregunta a Freya si volverán a verse, a lo que ella sonríe y responde amablemente "tanto o tan poco como deseéis".

Freya ante Atreus y Kratos de camino a la Montaña

Freya ante Atreus y Kratos de camino a la Montaña.

Tiempo después, Freya alcanza a Kratos y Atreus mientras comienzan a escalar la montaña, ofreciéndoles ayuda para superar el obstáculo que bloquea su camino. Freya los conduce al Templo de Tyr, mientras les explica su propósito y cómo superar los obstáculos. Le muestra a Kratos cómo usar el Bifröst y les hace viajar a Alfheim. Sin embargo, ella es incapaz de permanecer allí, ya que la maldición que Odín rápidamente la arrastró de vuelta a Midgard.

Freya aparece una vez más cuando Kratos le lleva la cabeza cortada de Mimir para resucitar. Antes de resucitar a Mimir, se da cuenta de que Atreus está equipado con flechas de muérdago. Sabiendo que el muérdago es lo único que puede matar a su hijo, ella rápidamente reemplaza las flechas de Atreus por las suyas, y destruye las de muérdago. Tras la resurrección de Mimir, Kratos percibe que a Freya le desagrada mucho Mimir, y Mimir revela accidentalmente la identidad de Freya a Kratos y Atreus. Esto profundiza la desconfianza de Kratos hacia Freya, dado su rencor hacia los dioses.

Freya con Kratos y Atreus

Freya ayudando a Kratos a salvar a Atreus.

Sin embargo, Kratos se ve obligado posteriormente a buscar la ayuda de Freya cuando Atreus cae enfermo después de una batalla contra Modi. Freya es inicialmente reacia a ayudar a Kratos y solo accede cuando se percata de la difícil situación de Atreus. La diosa regaña a Kratos por mantener a Atreus desconocedor de su linaje divino, ya que la situación actual de Atreus era el resultado del conflicto entre la naturaleza divina de Atreus y su creencia de que él es un simple mortal. Freya le dice a Kratos que necesita un ingrediente único de Helheim para curar a Atreus, y que Kratos necesitará un arma que no esté basada en hielo para luchar contra las bestias que viven en ese reino.

Después de recuperar el ingrediente, Kratos lo trae a Freya, quien lo usa para crear una cura para Atreus. Luego le dice a Kratos que ella también tiene un hijo cuyas runas, el día de su nacimiento, predijeron de su muerte y ella juró hacer cualquier cosa para protegerlo, sin importar el sacrificio. Freya lamenta las decisiones que llevaron a su hijo al resentimiento hacia ella e implora a Kratos que evite cometer el mismo error y que tenga fe en su hijo.

Después de que Kratos y Atreus terminan en el reino de Helheim, tras otro encuentro con Baldur, Kratos y Atreus ven como una ilusión hace frente a Baldur. Descubren que Freya es la madre de Baldur, a quien desprecia debido al hechizo que le lanzó y que le quitó la capacidad de sentir.

Justo antes del encuentro final con Baldur, Freya aparece ante un cauteloso Kratos y Atreus buscando a Baldur, alegando que los campos y los bosques le dicen su nombre, haciéndola creer que está en Midgard. Se da cuenta de que Kratos y Atreus están más distantes hacia ella, pero antes de que ella pueda descubrir la razón, aparece Baldur. Freya está feliz de ver a Baldur e intenta acercarse a él y expiar su sufrimiento, solo para encontrarse con desprecio. Baldur intenta matar a Freya, pero Kratos interviene y pronto se convierte en una pelea. Cuando Atreus se para frente a Kratos para protegerlo, Baldur lo golpea en el pecho, causando involuntariamente que la flecha de muérdago que estaba atada a la correa de su carcaj atraviese el puño de Baldur, rompiendo el hechizo de invulnerabilidad sobre él.

Con Baldur vulnerable de nuevo, una Freya desesperada usa su magia para revivir el cadáver del Gigante de las heladas, Thamur, para tratar de alejar a Kratos y Atreus de Baldur, rogándoles que se mantengan al margen de sus asuntos. Cuando Kratos replica que Baldur no quiere razonar con ella, que quiere matarla, Freya proclama que no le importa y que lo protegerá a toda costa. Baldur reaparece pronto y la batalla continúa. Durante la pelea, Freya les ruega que dejen de pelear, creyendo que ella todavía puede razonar con Baldur. Después de que la batalla llegue a su fin, la diosa le ruega a Kratos que no hiera a Baldur, a lo que Kratos accede.

Baldur estrangulando a Freya

Baldur tratando de estrangular a Freya.

Baldur sigue resentido con Freya, culpándola por interferir siempre en su vida. Freya admite que se equivocó y trata de ayudar a Baldur a controlar su propio rencor, con la esperanza de recuperar su relación, pero Baldur se niega a perdonarla. Freya finalmente se da por vencida tratando de razonar con Baldur y decide dejar que la mate, ya que es lo único que le daría paz. Cuando Baldur la estrangula, ella le dice que lo ama. Sin embargo, antes de que Baldur pudiera matarla, Kratos lo agarra por la espalda y le rompe el cuello.

Freya llorando la muerte de Baldur

Freya llorando la muerte de su hijo Baldur.

Freya, con el rostro lleno de lágrimas y furiosa por la muerte innecesaria de su hijo, jura una venganza terrible contra Kratos. Freya lo sermonea y se burla de él por su pasado que todavía no ha revelado a su hijo. Esto provoca que Kratos finalmente desvele su pasado violento a Atreus. Freya fue vista por última vez llevándose el cuerpo sin vida de Baldur en brazos.

Después de que Kratos y Atreus regresan de Jötunheim, Mimir les dice que durante ese tiempo Freya fue a visitarle y le preguntó dónde guardaba Odín sus alas valquirias. Mimir le dijo lo poco que sabía, y finaliza con la frase "El ciclo de venganza no se rompe tan fácilmente".

Curiosidades

  • En la mitología nórdica, Freya monta un jabalí dorado llamado Hildisvíni, el cual Atreus acaba disparando en el juego. Revelar el nombre del jabalí en el primer encuentro con la diosa es una pista de la identidad de Freya antes de que esta sea revelada por Mimir.
  • A pesar de no poder hacer daño físico a nadie, dada la maldición de Odín, Freya lleva una espada constantemente en su espalda. Esta espada recibe el nombre de "Sparrow’s Bite" (Mordedura del Gorrión) en la guía de cosplay publicada por Santa Monica Studio.
  • En la la guía de cosplay también se revela que la sencilla pulsera y el collar de cuentas que adornan su muñeca y cuello tienen una gran importancia personal para Freya, ya que se trata un regalo de su hijo pequeño en días mejores.
  • El segundo collar, un hermoso amuleto de ámbar llamado "Brísingamen", contiene el nombre de su hijo incrustado dentro.
En el mito nórdico, el Brísingamen era el collar (principalmente de ámbar) de la diosa Freyja. También fue llevado por Thor cuando se disfrazó de Freyja para casarse con el gigante Þrymr. El collar estuvo asimismo en posesión de Loki tras robárselo a Freyja. Cuando Freyja se despertó sin él, le pidió a Heimdal que le ayudara a buscarlo. Finalmente, encontraron al ladrón, que resultó ser Loki transformado en foca. Por ello, Heimdal se convirtió igualmente en foca y luchó con Loki. Tras un largo combate, Heimdal venció y devolvió el Brísingamen a Freyja.Wikipedia-logo
Ver en Wikipedia
  • El brazalete de plata de su brazo derecho y el guardarrenes dorado de su vientre son reliquias de su vida pasada.
  • Freya tiene dos plumas del halcón adornando la parte posterior de su cabello, siendo una referencia a su habilidad mágica de convertirse en dicho animal.
  • La capa de lana tejida de Freya está elaborada e inspirada en los grandes tapices de su reino natal, Vanaheim.
  • Según Mimir, Odin apodaba a Freya como "Frigg", que significa "adorada". Esto debido a que este quería evitar que Freya, una diosa Vanir, obtuviese crédito alguno por sus acciones en Asgard. Por ello, cualquier suceso en el que se haya visto envuelta, se le atribuía a "Frigg".
    • Es por esta razón que Atreus en un principio atribuye la maternidad de Baldur a "Frigg".
    • Esto contrasta con la Mitología Nórdica, en la que Freya y Frigg son dos divinidades distintas, a pesar de que hay teorías que indican que ambas pudieron haber sido el mismo ser.

Galería

  • Atreus y Freya en el bosque de la bruja.
  • Freya en su primer encuentro con Kratos y Atreus.
  • Freya marcando a Kratos para no ser rastreado por los dioses.
  • Freya conversando con Kratos.
  • Freya en su forma de halcón.
  • Ilustración de Freya con su jabalí Hildisvíni.
  • Diseño conceptual de Freya (vista posterior).
  • Diseño conceptual del rostro de Freya.
  • Diseño conceptual descartado del rostro de Freya (I).
  • Diseño conceptual descartado del rostro de Freya (II).
  • Diseño conceptual descartado del rostro de Freya (III).
  • Diseño conceptual descartado del rostro de Freya (IV).
  • Diseño conceptual descartado del rostro de Freya (V).
  • Diseño conceptual descartado de Freya (I).
  • Diseño conceptual descartado de Freya (II).
  • Diseños conceptuales descartados de Freya (III).
  • Diseños conceptuales descartados de Freya (IV).
  • Diseño conceptual del arco de Freya.